Presbicia – información y consejos

La presbicia – vista cansada

La presbicia, conocida comúnmente como vista cansada, consiste en una dificultad para ver de cerca. Este deterioro de la visión de cerca esta asociado a la edad y la pérdida de capacidad de acomodación del ojo. La vista cansada comienza a manifestarse en torno a los 40 años de edad y prácticamente podemos decir que el 100% de las personas con más de 50 años tiene presbicia.
Presbicia
Las dificultades para ver de cerca se manifiestan especialmente a la hora de realizar actividades como leer, escribir o coser. Es muy común asociar a la presbicia con la imagen de una persona estirando el brazo para alejar un libro, revista o papel para poder así leer lo que pone. Es por ello que a la presbicia se la conoce también como el “síndrome de los brazos largos”.

Presbicia: causas

La presbicia es lo que popularmente se conoce como vista cansada. Podemos decir que la presbicia es un defecto refractivo en el que la capacidad de enfoque, acomodación, del ojo resulta insuficiente para realizar cualquier actividad que requiera una visión de cerca. Por ello, es necesario recurrir al uso de lentes adecuadas para compensar el defecto.

La causa de este problema de enfoque tiene que ver con la pérdida de elasticidad del cristalino. En uno emétrope, sin defectos de refracción, la elasticidad del cristalino le permite adaptarse para enfocar a diferentes distancias. Con el paso del tiempo, esta lente que es el cristalino se va endureciendo. Esa pérdida de elasticidad hace que el puto de enfoque cercano se vaya alejando progresivamente a medida que pasan los años.

Hay que señalar que la presbicia no es una enfermedad, sino un proceso fisiológico natural asociado a la edad que afecta al 100% de las personas. Los cambios que se van desarrollando con el paso de los años reducen de modo progresivo e irreversible el poder de acomodación del ojo.

El resultado de todo este proceso es que una persona, que puede tener aún una buena visión de lejos, tiene una visión de cerca borrosa.

Ojo sin presbicia

Ojo con presbicia

Síntomas de vista cansada

Entre los principales síntomas de la presbicia están:

  • Dificultad para enfocar objetos cercanos que ocasiona que la persona con presbicia tenga que aumentar la distancia entre el objeto y los ojos para poder ver con claridad.
  • Necesidad de contar con más luz de la habitual para realizar tareas que necesiten de una visión de cerca
  • Molestias, dolores de cabeza y fatiga asociados al esfuerzo al que se está sometiendo a los ojos para tratar de ver con claridad.

Miopía y presbicia

Aunque miopía y presbicia parezcan cosas completamente opuestas y excluyentes no es así. El tener miopía no evita que con el paso de los años se termine teniendo también vista cansada. Estos dos defectos de refracción no son mutuamente excluyentes por que las causas de cada uno de ellos son muy diferentes. Así que podemos decir que las personas con miopía terminarán teniendo también presbicia cuando empiecen a superar los 40 años.

La solución para que estas personas puedan corregir sus defectos de visión para por la utilización de dos pares de gafas, una para cada graduación, o la utilización de un único par de gafas con lentes multifocales.

Vista cansada: solución

Las formas de corregir la presbicia son básicamente las mismas que para otros defectos de refracción. Lo más común para compensar la presbicia es utilizar gafas graduadas. Aunque a la hora de tener en cuenta el tipo de lentes hay que tener en cuenta varias posibilidades:

  • Gafas con lentes monofocales: Las gafas con lentes monofocales para ver de cerca son lo que se conoce como gafas de lectura o gafas para leer. Están preparadas para una única graduación, por lo tanto no permiten ver bien de lejos o a distancias intermedias. Para corregir la presbicia con lentes monofocales no es aconsejable recurrir a las gafas de lecturas premontadas que se venden en farmacias u otros establecimientos. Lo recomendable es acudir a una óptica en cuanto se detecten problemas de visión en lugar de autodiagnosticarse.
  • Gafas con lentes bifocales: Las gafas con lentes bifocales son otro método común para corregir la presbicia, especialmente en el caso de tener también miopía. Las lentes bifocales cuentan con dos graduaciones dentro del mismo cristal. La mayor parte de la lente se ajusta para ver de lejos, mientras que la parte inferior tiene la graduación para ver de cerca.
  • Gafas con lentes progresivas: Las gafas con lentes progresivas son similares a los bifocales, pero con la diferencia de ofrecer una transición gradual entre las diferentes zonas de visión.

Lentes de contacto para la presbicia

Existe la posibilidad de corregir la presbicia utilizando lentes de contacto multifocales. Se trata de lentillas con más de una zona de graduación, básicamente una para la visión de lejos, otra para la visión de cerca y otras intermedias para la visión media.

También existe otra forma de corregir la presbicia recurriendo a lentillas monofocales. Cada ojo se adaptará por medio de una lente de contacto a un único tipo de visión. Con este sistema se utiliza un ojo para ver de lejos y el otro para ver de cerca.

Pese a que la presbicia puede también corregirse con el uso de lentes de contacto esta se fórmula suele resulta mucho menos idónea que la del uso de gafas con lentes graduadas.

Cirugía láser refractiva para la presbicia

La cirugía ocular con láser, LASIK, es un procedimiento quirúrgico que puede corregir la presbicia. El tratamiento para compensar la presbicia e realiza actuando directamente sobre la córnea por medio de un láser. Sin embargo, se deben tener en cuenta cierto tipo de consideraciones antes de apostar por la operación. Si el deterioro en a elasticidad del cristalino aún no está estancado puede darse el caso de que con el paso de los años se vuelva a endurecer. Con lo que se volverían a necesitar gafas.

Cirugía ocular láser

Vídeo sobre la presbicia

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies