¿Por qué los borrachos ven doble?

Dipoplia del borracho – ¿Por qué los borrachos ven doble?

Es de sobra conocida esa idea popular que dice que una persona ve doble cuando está borracha. Lo hemos visto mil veces en películas, series, chistes… Pero, ¿Qué hay de realidad en todo este asunto? ¿Es cierto que una persona puede llegar a estar tan borracha que termine por ver todo por duplicado? La respuesta es: sí, una persona puede ver doble por motivo de una gran ingesta de alcohol. Aunque, desde luego, no es uno de los síntomas más comunes.

Para comprender poder comprender un poco mejor los motivos de este síntoma de la embriaguez hay que conocer los principios de la visión estereoscópica.

La estereopsis

La visión tridimensional, o en profundidad, se basa en el buen funcionamiento de los dos ojos. El ojo derecho y el ojo izquierdo transmiten al cerebro una información mínimamente diferente. El motivo de esa diferencia en las imágenes es que los dos ojos están alineados pero a su vez separados el uno del otro por una distancia de unos 6 cm que hace que el ángulo de incidencia de la luz sea diferente. A partir de esa diferencia, el cerebro interpreta el espacio percibido creando una imagen tridimensional. Esa capacidad es lo que llamamos estereopsis o visión en relieve. Para que las dos imágenes puedan ser combinadas por el cerebro en una única imagen se necesita que los dos ojos estén orientados hacia el mismo lugar. Por tanto, se precisa de una serie de mecanismos musculares que actúan manteniendo a los ojos alineados en todo momento. Cuando esta alineación no se produce por cualquier motivo, estamos ante un estrabismo.

Para una persona que tiene estrabismo, o cualquier problema de visión binocular, desde la infancia, estos cambios no supondrán ninguna consecuencia en la visión. Pero en el caso de una persona con buena visión binocular, ese desalineamiento momentáneo producirá una visión doble, también llamada diplopia.

Los borrachos ven doble

El alcohol es un depresor del sistema nervioso central. Esto significa que beber demasiado interrumpe la actividad normal de las neuronas. Esto causa pequeñas disfunciones en el control de los músculos que se encargan de mantener alineados los ojos. Es entonces cuando los pequeños estrabismos latentes, forias, que sufren una buena parte de las personas quedan al descubierto. En condiciones normales estas forias son compensadas por los músculos del ojo sin ningún problema. Pero debido al exceso de alcohol las neuronas son incapaces de compensarlo. Es por ello que puede producirse una visión doble causada por este estrabismo latente que momentáneamente se descontrola.

Es en esta circunstancia cuando podemos hablar de la diplopia del borracho.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies