Ojos y visión

Ojos y visión – ¿Cómo funciona el ojo humano?

El ojo humano es un órgano sensorial y la vista nuestro principal sentido a la hora de desenvolvernos en el mundo que nos rodea. Para que el proceso de visión tenga lugar se precisa que tres elementos básicos funcionen en conjunción. Esos elementos son: el ojo, el cerebro y la luz. Sin luz en nuestro entorno no podríamos ver, ya que son los rayos de luz los que penetran en el ojo para que el cerebro forme las imágenes. Ojos y cerebro funcionan de manera conjunta formando un perfecto engranaje fruto de millones de años de evolución y adaptación. En estas páginas se puede conocer como funciona el ojo humano.

Filosóficamente hablando, lo que el ojo capta se puede considerar una recreación de la realidad. Por medio del ojo se interpreta el entorno a través de la información que la luz visible transmite. A través del ojo nuestro entorno tiene un reflejo dentro de nuestro cerebro. Una recreación de la realidad externa por medio de la transformación de la información lumínica que el ojo capta. En otras palabras, el ojo interpreta la realidad en base a la información que es capaz de captar en el entorno.



Partes del ojo humano

Las principales partes del ojo humano son:

  • Córnea: Es la capa frontal transparente del ojo humano que protege el iris y el cristalino. La córnea es la encargada de proteger el ojo y enfocar la luz.
  • Cristalino: Es una lente biconvexa situada detrás del iris y delante del humor vítreo. Ayuda a enfocar la luz y las imágenes en la retina.
  • Humor vítreo: Es un líquido gelatinoso que rellena la parte situada entre la retina y el cristalino.
  • Iris: Es la membrana circular que da color al ojo. Su función es regular la cantidad de luz que entra en el ojo.
  • Mácula: La mácula se encuentra en la parte posterior del ojo. Es una capa amarillenta de tejido sensible a la luz situada en el centro de la retina.
  • Nervio óptico: Es un nervio que conecta cada globo ocular con el cerebro. El nervio óptico lleva la información desde la retina hasta el cerebro.
  • Pupila: Es un orificio en la parte central del iris que permite que la luz entre en el globo ocular. Es una apertura que se abre y se cierra que aparenta ser de color negro.
  • Retina: Es una membrana situada en la parte superior del ojo. Funciona de manera similar a una pantalla en donde se proyecta una película.

Globo ocular
Los rayos de luz se reflejan en todos los objetos de nuestro entorno y son captados por el ojo. La luz traspasa el cristalino para proyectarse en esa tela en la parte posterior del ojo que es la retina. La imagen formada en la retina es enviada al cerebro por medio del nervio óptico. El cerebro será el encargado de formar una imagen del mundo que nos rodea.

El cristalino, el humor acuoso, el humor vítreo y la córnea constituyen el denominado sistema óptico del ojo. Gracias a la acción del músculo ciliar, el cristalino, puede variar su curvatura, lo que permite la acomodación. La acomodación es un cambio que se realiza para producir un incremento o disminución del poder dióptrico del ojo. Esto se realiza para poder enfocar objetos a diferentes distancias.

El camino de la luz hacia el cerebro

Los rayos de luz se reflejan en todos los objetos de nuestro entorno y son captados por el ojo. La luz traspasa el cristalino para proyectarse en esa tela en la parte posterior del ojo que es la retina. La imagen formada en la retina es enviada al cerebro por medio del nervio óptico. El cerebro será el encargado de formar una imagen del mundo que nos rodea.

Cómo funciona la vista

El cristalino, el humor acuoso, el humor vítreo y la córnea constituyen el denominado sistema óptico del ojo. Gracias a la acción del músculo ciliar, el cristalino, puede variar su curvatura, lo que permite la acomodación. La acomodación es un cambio que se realiza para producir un incremento o disminución del poder dióptrico del ojo. Esto se realiza para poder enfocar objetos a diferentes distancias.
Ojo emétrope

Presbicia

La presbicia, o vista cansada, es una pérdida gradual de la capacidad de acomodación del ojo asociada a la edad. Con el paso de los años el ojo va perdiendo la capacidad de cambiar de la visión de lejos a la de cerca. Suele aparecer en torno a los 45 años y termina estabilizándose en torno a los 60 años. La presbicia puede ser compensada con unas gafas de lectura.

Presbicia
Más información: ¿Qué es la presbicia?

Miopía

La persona con miopía tiene problemas a la hora de ver de lejos. Los objetos lejanos aparecen borrosos y desenfocados. El ojo de una persona con miopía realiza un proceso de refracción alterado. Los rayos de luz no se enfocan en la retina sino en un punto justo delante de ella. La dificultad de visión dependerá de lo alejado que esté este punto de la retina. A mayor lejanía mayor número de dioptrías.

Causas de la miopía:

  • una córnea demasiado curvada
  • un globo ocular demasiado grande

Miopía
Más información: ¿Qué es la miopía?

Hipermetropía

La hipermetropía es todo lo contrario a la miopía. En el caso de este defecto de refracción del ojo, los rayos de luz se proyectan en un punto situado detrás de la retina. La distancia de este punto respecto a la retina indicará la cantidad de dioptrías. La persona con hipermetropía tiene dificultades a la hora de enfocar objetos cercanos.

Causas de la hipermetropía:

  • un globo ocular demasiado pequeño.
  • una reducida potencia óptica de la córnea o el cristalino
  • factores genéticos

Hipermetropía
Más información: ¿Qué es la hipermetropía?

Astigmatismo

Si la córnea no está curvada de una manera uniforme, se produce una distorsión de la imagen. El astigmatismo es un defecto de refracción muy común. Las personas con astigmatismo tienen una visión desenfocada por una anomalía en la curvatura de su cornea. El astigmatismo suele venir asociado con la miopía o la hipermetropía.

Causas del astigmatismo:

  • factores genéticos

AstigmatismoMás información: Astigmatismo – información y consejos

La retina

La retina es el lugar donde realmente se produce el proceso de visión. Es una membrana que se encarga de enviar imágenes al cerebro por medio del nervio óptico. La retina esta formada por diferentes capas de neuronas conectadas. Los rayos de luz que inciden en la retina desencadenan una serie de fenómenos electroquímicos que son convertidos en impulsos nerviosos para ser enviados al cerebro por medio del nervio óptico.

En la retina hay dos tipos de células fotorreceptoras:

  • Conos: son las células responsables de la visión en colores.
  • Bastones o bastoncillos: son las células responsables de la visión en situaciones de baja luminosidad.
  • Células ganglionares intrínsecamente fotosensibles

Células fotosensibles retina
Más información: Retina – partes del ojo

Percepción del color

Existen tres diferentes tipos de conos para la visión del color. Cada uno de ellos tiene una sensibilidad selectiva para un tipo de longitud de onda determinada, verde, roja y azul.

Los tres tipos de conos son:

  • Conos con sensibilidad para la luz roja, sensibles a longitudes de onda larga.
  • Conos con sensibilidad para la luz verde, sensibles a longitudes de onda medias.
  • Conos con sensibilidad para la luz azul, sensibles a longitudes de onda bajas.

Receptores del color

Los colores se perciben por la descomposición de los rayos de luz visibles. Percibimos los colores por las propiedades de los objetos que observamos. La luz se refleja en los objetos y alcanza nuestros ojos para alcanzar la pupila y reflejar una imagen en la retina. Allí es absorbida por las células fotosensibles que diferencian entre las distintas longitudes de las ondas de luz, es decir, los colores.

Según la longitud de la onda que incida sobre la retina, se activan los conos a diferente grado. Si la luz que incide es roja, se activarán el 100% de los conos que son sensibles al rojo. Si por el contrario la luz es azul, se activarán el 100% de los conos sensibles al azul. En el caso de percibir colores intermedios que no sean rojo, verde o azul, se percibirán por medio de el estimulo simultaneo de dos o más tipos de conos. Si en una persona falta uno o más de estos tres tipos de conos, hablaríamos de una persona con ceguera al color, daltonismo.

Por medio de estos fotoreceptores la luz se convierte en señales electroquímicas que son transmitidas al cerebro por los circuitos neuronales. Una vez en el cerebro, podemos diferenciar los colores y tener una percepción de todo lo que nos rodea por medio del sentido de la vista.

Curiosamente la imagen que se forma en la retina y que luego se envía al cerebro es una versión invertida de la realidad. Al final del proceso será el cerebro el que interprete esta imagen y la invierta para darnos una imagen “al derecho” del mundo que nos rodea.

Estereopsis (visión en relieve)

La información visual de el ojo derecho y la del ojo izquierdo son recogidas y enviadas conjuntamente al cerebro. Cuando los dos ojos están alineados, funcionan en colaboración y la visión de cada uno de ellos es buena se produce la estereopsis. También conocida como visión en relieve, visión en 3D o visión estereoscópica.

El ojo derecho y el ojo izquierdo transmiten una información mínimamente diferente. Los dos ojos están alineados, pero a su vez separados el uno del otro por una distancia de unos 6 cm que hace que el ángulo de incidencia sea distinto. A partir de esta diferencia, el cerebro interpreta el espacio percibido creando una impresión tridimensional. Esa capacidad es lo que llamamos estereopsis o visión en relieve.

Más información: Estereopsis



Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies