Miopía – información y consejos

La miopía – mala visión de lejos

En muchas ocasiones hemos oído como se describe a alguien como corto de vista para indicar que esa persona no percibe bien las cosas que tiene a cierta distancia. Esa dificultar para ver de lejos es lo que se llama miopía. Un defecto de refracción del ojo que hace que la persona perciba como borrosos los objetos lejanos.

Miopía: Causas y síntomas

La miopía es un defecto de refracción, o ametropía, y su magnitud se mide en dioptrías negativas. La mala visión de lejos se debe a que el globo ocular es demasiado alargado o a que la córnea está más curvada de lo normal. Esto ocasiona que la imagen se forme en un punto delante de la retina en lugar de en la propia retina. La causa de esta deformación es, por lo general, genética y puede ser hereda por medio de los padres.

Miopía

La miopía no es una enfermedad

La miopía no se considerada una enfermedad a menos que se supere una elevada graduación. La miopía es en realidad un defecto de refracción del ojo producto de variaciones biológicas normales del sistema visual. Variaciones que causan un fallo de correlación entre los diferentes componentes del ojo.

El grado de miopía

En función de su gravedad la miopía tiene diferentes consideraciones. Se distinguen dos tipos de miopía basándose en el numero de dioptrías: la miopía simple y la miopía magna, alta miopía o miopía patológica.

  • La miopía simple engloba las graduaciones inferiores a 6 dioptrías. Es el tipo de miopía más frecuente y, aunque no se puede prevenir, es importante detectarla a tiempo y compensarla con el uso de gafas, lentes de contacto o cirugía.
  • La miopía magna engloba las graduaciones superiores a 6 dioptrías. Puede ser considerada como enfermedad en algunos casos. La miopía magna se produce por un alargamiento excesivo del globo ocular. Esta situación puede derivar en cambios degenerativos que comprometan seriamente la visión de la persona que padece este tipo de miopía.

El continuo desarrollo de la miopía

A lo largo del proceso de crecimiento la miopía suele seguir desarrollándose. Generalmente se diagnostica en edad escolar, pero la deformación del globo ocular es un proceso que se extiende hasta una edad adulta. Por ello, lo común es que la graduación de la persona aumente en progreso hasta llegar a una edad en torno a los 25 años. Del mismo modo, se suele decir que si a una persona llega a los 25 años sin ser miope, lo más probable es que nunca lo sea.

Gafas graduadas y lentes de contacto para la miopía

La miopía no se cura, pero se puede compensar el defecto de refracción con el uso de lentes divergentes. Unas gafas graduadas para ver de lejos o unas lentes de contacto ayudarán a compensarla.

Lente divergente

Cirugía refractiva LASIK

La cirugía ocular con láser es un procedimiento quirúrgico que tiene como objetivo reducir o eliminar la miopía, el astigmatismo o la hipermetropía. El procedimiento consiste en cambiar la forma de la córnea utilizando un láser. De esta manera, se permite una mejor refracción de los rayos de luz sobre la retina.
Este procedimiento se realiza comúnmente en pacientes que ya han superado los 21 años de edad, ya que el defecto refractivo se encuentra en una situación de estancamiento. Es un procedimiento rápido y sencillo cuyo coste anda en torno a los 2000 euros.

Cirugía ocular láser

Vídeo sobre la miopía

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies