Lente cóncava – definición

La lente óptica

Una lente óptica es una entidad capaz de desviar los rayos de luz. Las lentes son objetos transparentes limitados por dos superficies de las que al menos una está curvada de manera cóncava o convexa. Las lentes son la clave para corregir los defectos de refracción.

¿Cómo es una lente cóncava?

Las lentes cóncavas son aquellas que son más delgadas en el centro que en los bordes.

Existen tres tipos de lentes cóncavas:

  • Lentes bicóncavas: Son lentes en las que ambas superficies cóncavas
  • Lentes planocóncavas: Son las lentes con una superficie plana y otra cóncavas
  • Lentes convexocóncavas (menisco divergente): Son lentes con una superficie ligeramente convexa y otra cóncava

Lente cóncava

Estos tres tipos de lentes cóncavas actúan refractando la luz de la misma manera, en divergencia. De esta manera las lentes cóncavas producen una imagen virtual disminuida.

Las lentes cóncavas son las que se usan para compensar la miopía.

La principal característica de una lente es su distancia focal. Esto es la distancia entre el centro óptico de la lente y el punto de enfoque cuando se enfoca hacia el infinito. La medida inversa a la distancia focal es la potencia de la lente, medida en dioptrías.

En una lente divergente, cóncava, el punto focal está al frente de la lente. Ya que la luz se dispersa una vez atravesada la lente. Esto es lo que permite corregir la miopía.

Lente divergente

¿Cómo es la lente convexa?

La lente convexa será la opuesta a la cóncava. Es una lente más gruesa en el centro que en los bordes. Una lente convergente en lugar de divergente.

Leer más en: Lente cónvexa – definición

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies