Gafas rotas – ¿Qué hacer?

Gafas rotas, ¿y ahora qué?

Las gafas son un artículo relativamente frágil. Montones de gafas se rompen o se dañan todos los días. Un accidente fortuito puede provocar que las gafas vayan al suelo con la mala suerte de que un pisotón termine con las lentes. Entonces, ¿Qué se puede hacer cuando unas gafas se dañan o se rompen?

Partes de las gafas
En este artículo se dan algunos consejos y sugerencias:

¿Cómo están de rotas las gafas?

La primera pregunta es: ¿Las gafas están completamente inservibles o aún se puede salvar algo? Básicamente podemos decir que, si algo se rompe, no hay nada más que hacer. Así que seguramente se necesite una nueva montura y unas nueva lentes.

Gafas dobladas o torcidas

Si la montura de las gafas se han doblado o torcido aún se puede hacer algo. Es importante acudir a la óptica para que puedan corregir posibles desperfectos como:

  • Puente torcido
  • Patillas dobladas
  • Lentes que se han salido del marco de la montura
  • Almohadillas nasales torcidas

Puede que la persona que sufre este accidente tenga la tentación de tratar de arreglar las gafas por sus propios medios. Algo que no es muy recomendable debido a que a veces las gafas están en garantía , o se ha contratado un seguro, y es mejor recurrir a profesionales. En caso de estar en garantía esta puede anularse si las gafas no son reparadas por un experto. Un optico-optometrista será siempre la persona indicada para evaluar y corregir los daños en las gafas.

Cambiar la montura

Si el puente nasal, una almohadilla para la nariz o una patilla están rotas, en muchos casos no se puede hacer nada. Pero si las lentes no han sufrido ningún daño únicamente será necesario cambiar la montura de las gafas. Únicamente será necesario encontrar una montura a la que las lentes se puedan amoldar.

Rayaduras y manchas de color

Cuando las lentes se manchan con salpicaduras de pintura o tinta, hay que tener mucho cuidado a la hora de limpiar esas salpicaduras. Ya que existe el peligro de rayar la lente. Es importante no usar disilvente bajo ningún concepto, ya que esto puede dañar a la lente. Si las gafas no se pueden limpiar con agua y un paño de microfibra, lo apropiado es acudir a la óptica para que puedan limpiar las lentes de la manera más adecuada.

Una lente rayada no puede ser reparada, en el caso de ralladuras habrá que comprar lentes nuevas.

Seguro de gafas

A menudo surge la pregunta, ¿Quién se hará cargo del coste de las nuevas gafas? La respuesta dependerá de si la persona ha contratado o no un seguro de gafas. Los seguros de gafas contratados en ópticas suelen hacerse cargo de las roturas y desperfectos causados en las gafas por motivo de un accidente. De lo contrario, los gastos de unas nuevas gafas correrán a cargo del propietario. Que tendrá que adquirir unas nuevas gafas o reparar, si es posible, las dañadas.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies