Gafas graduadas – ¿Cuándo se necesitan?

¿Cuándo empezar a usar gafas graduadas?

Con el tiempo, una persona puede empezar a percibir que su vista empieza a fallar. Generalmente, los cambios se van produciendo lentamente y de manera progresiva. En los inicios, este deterioro de la agudeza visual es compensado por el propio ojo gracias a la elasticidad del cristalino. Esto se denomina acomodación.

En esta etapa inicial se puede sentir fatiga visual y dolores de cabeza. Esto es debido a que el ojo está realizando una corrección constante de la vista. Esto también ocurre cuando una persona ya tiene sus gafas pero la graduación ha cambiado y ya no es la correcta.

¿Con cuantas dioptrías es necesario usar gafas?

La ley establece que una persona debe tener una agudeza visual binocular igual o superior a 0.5 para poder conducir. En la vida cotidiana muchas veces no se presentan complicaciones hasta llegas a +- 1 dioptría. Así que la necesidad vendrá un poco marcada por las necesidades de las actividades y trabajos realizados y de las incomodidades en el día a día.

¿Cuándo es el momento adecuado para empezar a usar gafas?

Es difícil decir cuando llega el momento concreto en el que una persona debe empezar a usar gafas. Es muy difícil generalizar. Los defectos visuales suelen ir desarrollándose lentamente y de forma casi imperceptible durante un período que puede abarcar varios meses o años. Por eso, el momento en el que se deben de empezar a usar gafas graduadas es una cuestión de la percepción visual individual y del desarrollo de la vida cotidiana.

En la mayoría de los casos, durante los primeros días cuesta acostumbrarse a unas nuevas gafas. Pero cuando la persona esté acostumbrada, notará una gran mejora en la visión.En cualquier caso, no hay que preocuparse por tener que utilizar gafas. Hoy en día utilizar gafas graduadas es algo muy normal.

¿Por qué se necesitan gafas graduadas?

Las gafas graduadas se utilizan para corregir defectos de refracción que causan una visión borrosa y poco clara. Para determinar si una persona necesita unas gafas con lentes graduadas debe de acudir a un profesional de la óptica y la optometría. Su prescripción le facilitará los datos para conocer el tipo de lentes que necesita para corregir su problema utilizando gafas.

Hay varios indicadores que pueden hacer intuir la existencia de un defecto de visión. Si se percibe alguno de estos problemas o dificultades de visión es importante acudir a un oculista para que realice un examen de la vista.

Aquí una lista de problemas que pueden advertir de la existencia de un defecto de refracción:

Las personas con miopía ven mal a distancias lejanas. La falta de visión se hace notar en la vida diaria creando las siguientes dificultades:

  • Dificultad para leer en un encerado
  • Dificultad para ver la televisión y las películas en el cine, especialmente dificultad a la hora de leer subtítulos.
  • Dificultad para ver las señales de tráfico
  • Dificultad para reconocer las caras de la gente en la distancia.
  • Causa de la miopía: El globo ocular es demasiado largo

Las personas con hipermetropía o presbicia tienen el problemas opuesto. Los problemas de visión se dan en la vista de cerca. Esto se hace notar generando dificultades en la vida cotidiana como:

  • Dificultad a la hora de leer
  • Dificultad a la hora de hacer trabajos manuales como bordar, pintar, escribir…
  • Dificultad a la hora de utilizar teléfonos móviles

Si una persona tiene un astigmatismo o foria es más difícil darse cuenta de la existencia del defecto. Estos problemas de visión son generalmente compensados por el cerebro con un esfuerzo adicional que se realiza de manera involuntaria. Sin embargo, muchas personas que padecen molestias en el ojo o sienten dolores de cabeza , de modo que durante la formación apenas percibe superficialmente. Sin embargo, estos defectos de visión pueden ser los causantes de muchas molestias oculares o dolores de cabeza.

¿Cómo saber si se necesitan gafas graduadas?

La única manera de saber si se necesitan gafas graduadas es acudir a una óptica o a la consulta del oftalmólogo para realizar un examen de vista. Existen varios test online para examinar la visión, pero estos test no pueden ser tomados más que como primer indicio de que exite algún defecto visual. Es importante que el examen lo realice un profesional.

Para realizar este examen se pueden hacer dos cosas: pedir una cita en la consulta del oftalmólogo o pasarse por una óptica local para realizar un examen. En las ópticas estos exámenes son muchas veces gratuitos, ya que se intenta captar al cliente para que compre allí sus gafas graduadas. Aunque debido a que muchas personas obtienen su receta de graduación de manera gratuita en una óptica local pero luego compran sus gafas en una óptica online, muchas ópticas empiezan a cobrar por realizar estos exámenes de visión. Aún así los precios por el examen suelen ser mucho más económicos que una visita al oftalmólogo.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies