Gafas de sol – historia

La prehistoria de las gafas de sol

La historia de las gafas de sol tiene ecos de leyenda en la Antigua Roma, donde se dice que Nerón hizo construir una gafas de esmeralda para poder ver luchar a los gladiadores, y en la antigua China donde en el siglo XII los jueces usaban gafas con cuarzo ahumado para esconder sus gestos mientras interrogaban a los testigos. Pero no será hasta mediados del siglo XVIII cuando James Ayscough empiece a experimentar con cristales tintados de verde y azul como fórmula para solucionar algunos defectos visuales. Los experimentos de Ayscough no contemplaban aún la protección de los rayos solares, pero sus gafas de cristales tintados se asemejan a lo que las gafas de sol son hoy en día.

Pese a que las gafas de Aycough no contemplaban la protección solar, a inicios del siglo XIII existe un ejemplo de algo similar a unas gafas de sol en la cultura inuit. Se trataba más bien de un elemento protector que se usaba para evitar deslumbramientos causados por la luz del sol reflejado sobre el ártico. Estas gafas no tenían cristales, su forma era la de una máscara de hueso con una fina ranura central que permitía la visión.

Las primeras gafas de sol – Sam Foster

Aunque entre finales del siglo XIX y principios del XX se pueden encontrar algunas referencias a gafas de sol en prensa y libro. No será hasta 1929 cuando se empiecen a fabricar gafas de sol en serie tal y como las conocemos hoy en día. Será el empresario Sam Foster el que comience a fabricarlas para venderlas entre los asiduos a las playas de la Costa Este de Estados Unidos. Pero el espaldarazo definitivo para la popularización de las gafas de sol llegará desde el mundo militar.

Gafas de aviador – las gafas de los pilotos

A comienzos de los años 30 la empresa Bausch & Lomb crea un modelo de gafas de sol pensado para satisfacer las demandas de los pilotos de las Fuerzas Aéreas de los Estados Unidos. Es así como nacen las famosas gafas de aviador, unas lentes polarizadas pensadas para proteger los ojos de los pilotes en las latitudes. Estas gafas terminarán conociendose como Ray-Ban (del inglés ray banner, barrera contra rayos), y será este nombre el que luego adquiera Bausch & Lomb para comercializar estas gafas para el público general. Así, en 1937 nacen las míticas Ray-Ban Aviator, unas gafas que se convirtieron en una parte más del uniforme de aviación durante la Segunda Guerra Mundial.

Las Wayfarer – las gafas de sol de los artistas

Por influencia de la estética militar las gafas con lentes de espejo y montura metálica fina se pusieron de moda entre los hombres durante un tiempo. Pero en 1952 Ray-Ban diseña unas nuevas gafas de sol, las Wayfarer. Unas gafas con una ancha montura de plástico de bordes gruesos que terminaría por ser el modelo de gafas de sol más vendido gracias al mundo de la música y el cine. Estrellas como Buddy Holly, Marilyn Monroe, James Dean, Roy Orbison pusieron de moda las wayfarer y su aparición en la nariz de Audrey Hepburn en Desayuno con diamantes. Ambos modelos, el Aviator y Wayfarer, todavía se fabrican y se consideran auténticos clásicos de la moda, y los dos modelos de gafas de sol más vendidos del mundo.

En la actualidad…

Con la llegada de los años 60, las gafas de sol comenzaron a convertirse en un complemento de última tendencia. Se podían encontrar gafas de sol de todas las formas, tamaños y colores imaginables. A día de hoy las gafas de sol son cada vez más un articulo de moda que marca tendencia.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies