Gafas de lectura – ¿Qué son?

Lamamos gafas de lectura, o para ver de cerca, a las gafas con lentes monofocales que están ajustadas para compensar la visión a corta distancia. Coloquialmente llamamos gafas de cerca, o gafas para leer, a las gafas graduadas que se utilizan para corregir la presbicia. La presbicia, o vista cansada, es un defecto ocular que dificulta la visión de objetos y la lectura de textos a una distancia corta. Suele estar asociada a la pérdida de flexibilidad del cristalino por motivo de la edad y, aunque puede darse en cualquier momento, por lo general comienza a manifestarse en torno a los 45 o 50 años.
Presbicia
Las gafas para ver de cerca son una buena solución para las personas que las necesitan para leer o para las que desarrollan actividades al aire libre. Son gafas pensadas para personas que pasan largos periodos continuados desarrollando una misma actividad que les obligue a ver de cerca o para personas que eventualmente necesitan recurrir a ellas para leer o ver algo de cerca. Entendiendo ver de cerca como ver a una distancia de entre 33 y 40 cm. Actividades como ver la televisión o trabajar con la pantalla del ordenador no son considerados no son consideradas como tareas que se realizan de cerca, ya que las distancias deben de ser mayores. Las actividades a realizar con gafas de cerca son del tipo de leer, escribir, coser…

En el caso de personas que busquen una solución para trabajar en lugares como una oficina las gafas de cerca no se presentan como la mejor solución, ya que se necesitará ver a distintas distancias y las gafas estarán pasando continuamente de la cara a la mesa y de la mesa a la cara.

Lo mismo ocurre con las personas que también tienen algún otro defecto visual como la miopía, el astigmatismo o la hipermetropía. En ese caso será necesario corregir la visión tanto para cortas como para largas distancias y las lentes progresivas o multifocales serán una opción mucho más razonable que la de contar un par de gafas monofocales para ver de cerca y otro par para ver de lejos y cambiarlos según la necesidad.

Las lentes progresivas y las multifocales están diseñadas para corregir la visión a todas las distancias: lejos, cerca y distancias intermedias. Pero si el único problema es el de la visión de cerca, las gafas para ver de cerca pueden ser una buena solución.

Las gafas para ver de cerca suelen ser también conocidas como gafas de lectura, o gafas para leer. En este tipo de gafas se utilizan lentes convexas con una graduación apropiada, que suele oscilar entre 1 y 3 dioptrías, según la prescripción. Es importante visitar a un oftalmólogo u optometrista para que realice un examen de la capacidad visual y prescriba las lentes adecuadas. No es aconsejable recurrir a las gafas de lecturas premontadas que se venden en farmacias u otros establecimientos. Lo recomendable es acudir a una óptica en cuanto se detecten problemas de visión en lugar de autodiagnosticarse.

Visitar también:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies