Cristalino – partes del ojo

El cristalino – la lente del ojo

El cristalino es una lente biconvexa situada detrás del iris y delante del humor vítreo. Forma parte del sistema óptico del ojo. Su función es la de lograr un enfoque preciso en objetos situados a distintas distancias. Para conseguir esto, el cristalino modifica su poder de refracción alterando su forma mediante la actuación del músculo ciliar. La tensión del músculo ciliar lo hace más curvo para poder enfocar los objetos cercanos y la relajación lo achata para poder enfocar los objetos distantes.

Estructura del ojo

Catacterísticas del cristalino

El cristalino es un tejido transparente que tiene una forma que se asemeja a lo que sería una lenteja situada en el interior del ojo. Es una de las partes más importantes del sistema óptico del ojo, es decir, es una de las lentes que se encarga de enfocar la imagen en la retina. Pese a que no es la lente con mayor potencia (la córnea es más potente), el cristalino goza de gran importancia por su capacidad de aumentar su potencia por medio de un sistema fibromuscular, el mecanismo de acomodación.

Podemos señalar dos características destacadas del cristalino:

  • Como lente convergente el cristalino desvía los rayos de luz hacia la retina. El cristalino refracta la luz de tal modo que cada punto luminoso de un objeto forma un punto de luz en la retina.
  • La longitud focal del cristalino es adaptable. ya que su forma se puede alterar por medio de la tensión muscular.

El papel del cristalino en la visión

Para que la imagen sea recibida por el ojo de forma nítida, los rayos de luz deben converger sobre la mácula. La mácula es un área muy pequeña, situada en el centro de la retina, en donde se reúnen los rayos de luz enfocados por la córnea y el cristalino. Ella es la responsable de proporcionar una visión nítida y rica en detalles que sirve, entre otras cosas, para poder leer y distinguir las caras de la gente.

Los rayos que inciden frontalmente sobre el ojo son enfocados mediante el sistema de lentes, formado por córnea y cristalino. Cuando el objeto está cercano en el campo de visión, la luz incide desde diversos ángulos y el ojo debe adaptarse para que los rayos de luz no choquen en la periferia de la retina generando una imagen borrosa. Para evitar esto el cristalino altera su forma con el fin de evitar la divergencia de los rayos de luz.

Podemos decir, que el poder de refracción del cristalino depende de la forma que este adquiera. Una forma que puede ser alterada por la actividad muscular en un proceso que se conoce con el nombre de proceso de acomodación.

El poder de acomodación del cristalino

Durante el proceso de acomodación del ojo tienen lugar cambios dinámicos que alteran la curvatura del cristalino con el fin de producir un incremento o disminución del poder dióptrico del ojo, dependiendo de la distancia a la que se encuentre el objeto a enfocar, para poder formar una imagen nítida del mismo en la retina. Para percibir una imagen nítida, los rayos de luz que penetran en el ojo deben enfocarse exactamente sobre la retina.

El mecanismo de la acomodación se fundamenta en la modificación de la curvatura del cristalino por medio del comportamiento del músculo ciliar. Cuando el músculo ciliar se contrae, el cristalino se vuelve más esférico y aumenta su poder de refracción, lo que permite enfocar la luz procedente de objetos cercanos. Cuando el músculo ciliar se relaja, el cristalino se vuelve menos esférico, disminuyendo su poder de refracción, permitiendo así enfocar objetos lejanos. En este proceso solo se puede considerar a la contracción del músculo ciliar como único proceso activo, ya que la relajación se realiza de manera pasiva.

Acomodación cristalino

Presbicia: pérdida de visión con la edad

En un ojo sano existe una relación lineal e inversamente proporcional entre la amplitud de acomodación y la edad. Es decir, con el paso de los años las personas van perdiendo capacidad de acomodación de manera natural.

La presbicia, o vista cansada, es un defecto refractivo caracterizado por la incapacidad de enfoque, acomodación, del ojo para realizar cualquier actividad que requiera una visión de cerca. La causa de este problema tiene que ver con la pérdida de elasticidad del cristalino asociada a la edad. Con el paso del tiempo el cristalino se va endureciendo. Esa pérdida de elasticidad hace que el punto de enfoque cercano se vaya alejando progresivamente a medida que pasan los años.
Presbicia
Esta pérdida de elasticidad del cristalino no es una enfermedad, sino un proceso fisiológico natural asociado a la edad que afecta al 100% de las personas. Los cambios que se van desarrollando con el paso de los años reducen de modo progresivo e irreversible el poder de acomodación del ojo.

Las presbicia puede ser compensada con unas gafas de lectura o unas gafas con lentes multifocales o progresivas, en caso de que se tenga algún otro defecto de refracción a mayores. Del mismo modo, mediante la cirugía ocular láser, LASIK, se puede también corregir la presbicia.

Más información sobre la presbicia en: Presbicia – información y consejos

Las cataratas

La catarata es una opacidad en el cristalino del ojo que termina por dificultar la visión. Las cataratas, al igual que la presbicia, son un proceso natural que afecta a prácticamente todo el mundo una vez superados los 70 años de edad.

Las causas de este opacidad en el cristalino tienen que ver con la descomposición y acumulación de las proteínas. El cristalino es transparente, pero a medida que una persona envejece las proteínas en el comienzan a descomponerse. En consecuencia, el cristalino se va volviendo más y más opaco. Esta opacidad es lo que se llama catarata. La formación de cataratas provoca una visión borrosa y la disminución de la percepción del color.

Cataratas

Más información sobre las cataratas en: Cataratas – información y consejos

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies